Cómo hacer un rascador de cartón circular para tu gato


Maullado por el
Gato triste y azul

Efectivo rascador hecho con cartón corrugado conseguido de una caja o comprado en tiendas de bricolaje.

Gato contento, gato ecológico, gato usando un rascador baratísimo y de lo más eficaz, sofá y muebles a salvo... ¿Es un sueño? No, estoy a punto de explicarte cómo hacer un perfecto rascador anti crisis, que hará las delicias de tu gato, te permitirá tener la casa  ideal de la muerte y te ahorrará un buen dinerito.

El rascador de la foto es el resultado final que conseguirás, aunque variará el estampado de papel exterior. Como  se observa a simple vista, los gatos lo adoran: no sólo lo utilizan, sino que lo buscan, juegan con él subiendo y bajando, incluso se duermen sobre él. Además, su realización es tan fácil que sólo necesitas cuatro cosillas: cajas de cartón, cola, tijeras, un bonito papel para forrarlo en la parte exterior y poco más.

Los gatos adoran este material, sienten un feeling especial que les resulta irresistible.

¿Dónde puedes encontrar cajas de cartón adecuadas? Puedes aprovechar las cajas de una mudanza, de los regalos navideños o de cualquier otro embalaje. Por si lo desconocías, el cartón corrugado, es decir, el típico de las cajas de cartón, es un material que gusta horrores a los gatos para rascar: sobre todo, les chifla levantar los trocitos de cartón con sus uñas afiladas...

Es importante que el rascador tenga dimensiones medianas o grandes para resultar estable.
Otra gran ventaja de este rascador casero es que nos permite añadir el mágico catnip, bien sea como spray o echándolas en polvo. Así, este es un buen modo de reciclar, de cuidar tu casa y de mimar a tu querido gato sin rascarte el bolsillo. Un negocio redondo...

Por cierto, puedes hacerlo redondo y también , por qué no, rectangular (en este caso incluso podría utilizarse tanto horizontal como vertical, en este último caso sujetándolo a la pared, por ejemplo). En esto del reciclaje creativo, ya se sabe, la imaginación y el sentido común mandan a partes iguales. Por lo tanto, a continuación os dejo unas cuantas ideas básicas para que podáis hacer este original rascador.

Fabricación
En primer lugar, necesitaremos cajas de todos los tamaños, aunque para hacernos una idea diremos que nos bastará con 5 cajas de tamaño medio. Además, un cúter o unas buenas tijeras, una regla, cinta adhesiva de embalar y papel decorativo o tela estampada.


Entremos en harina: elegiremos una altura, que rondará los diez centímetros, luego cortaremos el cartón en tiras de esta misma altura. Es fundamental que todas las tiras sean de la misma anchura. A continuación, tras hacer un núcleo de cartón más apretado, sujetado con cinta  adhesiva, a partir del cuál iremos doblando el resto de las tiras en forma de caracol, pegándolas con cola. Por último pegamos la tela o papel (también queda genial pintado).

Unas cuantas sugerencias, para terminar: el lado que quedará a la vista ha de quedar uniforme, y no tiene tanta importancia cómo quede el que sirve de apoyo. Y, por supuesto, hemos de ir enrollando manteniendo las tiras bien apretadas. ¿Qué, te animas a intentarlo?

Lenert y Baby Cat, de izquierda a derecha, disfrutan de su genial rascador.



Más información:  

TEMAS RELACIONADOS:


No hay ronroneos para "Cómo hacer un rascador de cartón circular para tu gato"

▼▲ Mostrar/ocultar ronroneos

¿Y tú, lindo gatito, tienes algo que ronronear?

 
Ir arriba