Pros y contras del rascador horizontal de cartón


Maullado por el
Gato triste y azul

En Gatos en casa sabemos que los rascadores son un elemento clave para el cuidado del gato ...y también para conseguir el perfecto estado de sofás, tapizados y demás mobiliario de nuestro hogar.

Por ello, y para ayudarte a elegir el más conveniente, iremos viendo los distintos modelos que podemos poner a disposición de nuestros pequeños felinos, bien sea fabricándolo nosotros mismos o comprándolos.

Ya empezamos esta serie de posts con un rascador muy común, forrado con fibra o cuerda de sisal y en  forma de poste vertical,  y ahora le toca el turno a otro también muy utilizado, el de cartón corrugado, y que suele colocarse horizontalmente, si bien la mayoría de sus modelos pueden colgarse perfectamente en la pared.

Antes de valorar este tipo de rascadores, recordemos que cada gato tiene su personalidad, preferencias y necesidades. Un ejemplo: nuestra mascota necesitará un rascador más largo o alto que éste, y más estable si es de complexión fuerte, o si pertenece a determinadas razas robustas, tipo bosque de noruega.

Tener varios rascadores siempre es una buena idea, especialmente si tenemos una familia felina numerosa o si el gato es activo y nos demuestra que va utilizando los que le vamos poniendo. Por lo tanto, aunque no sea el ideal, el rascador de cartón corrugado podría complementar muy bien otro de suelo a techo o con un árbol rascador de varias alturas, pongamos por caso.

 Ventajas: a los gatos les gusta horrores clavar sus uñas en este material, ir deshaciéndolo, y precisamente su diseño y material nos permite espolvorear hierba gatera o pulverizar catnip sobre los agujeros para atraer a nuestra mascota e impulsarla a su uso.

Otra ventaja es el precio, suele ser de bajo costo, incluso podemos lanzarnos nosotros a hacer uno con restos de embalajes. Un plus: si está fabricado con un cartón reciclado, tendremos un gadget ecológico.

Inconvenientes: se desgasta rápidamente, por lo que no dura tanto como otros rascadores, y por lo tanto el bajo precio realmente no lo es tanto. Además, la estabilidad tampoco es su fuerte, por ser ligero y carecer de base.


Pero tampoco hay que descartarlo por no ser estable, los gatos suelen adorarlo y puede ser una buena opción bajo determinadas condiciones. Así, a la hora de comprarlo, comprobemos que la estabilidad y tamaño sean los adecuados para nuestro gato.


En este caso, la estabilidad se consigue si se fija en la pared, verticalmente, o en el suelo si lo pretendemos poner horitonal, aunque así es más complicado fijarlo. Si lo logramos con alguna artimaña, o gracias a artilugios con los que vienen ya de fábrica, el rascador resulta muy útil, aunque los gatos de tamaño pequeño quizás no necesiten sujeción alguna.


Para orientarnos en la eleccion, pensemos que el gato ha de poder estirarse  bien durante el rascado, bien sea en vertical u horizontal, y además debe hacerlo sin que el rascador se tambalee. A continuación, una fotografía de la firma Marmalade, que soluciona todos los problemas de estabilidad con unos diseños caros pero también fantásticos, tanto en horizontal como en vertical. Por cierto, actualmente no venden sus productos,  están en standby, habrá que esperar...




Más información:  

Importante: Los contenidos de Gatos en casa en ningún caso promocionan marcas comerciales, sus posts son libres e independientes. La recomendación de productos la orienta, única y exclusivamente, el bienestar e interés tuyos y de tu maravilloso gato.

Fuente: www.gatosencasa.com
Fotografía: www.marmaladepets.com
Fotografía: AlishaV 
Fotografía: Craighwk
Fotografía: Hendriks
Fotografía: www.marmaladepets.com

TEMAS RELACIONADOS:


No hay ronroneos para "Pros y contras del rascador horizontal de cartón"

▼▲ Mostrar/ocultar ronroneos

¿Y tú, lindo gatito, tienes algo que ronronear?

 
Ir arriba