8 ideas para encontrar el rascador ideal para tu gato


Maullado por el
Gato triste y azul


Conseguir que tu gato utilice el rascador no siempre es fácil. Si eres dueño de un minino problemático, este post está dedicado a ti. En él podrás ver fotografías para inspirarte e ir probando tipos de rascadores. Algunos puedes comprarlos, y otros hacerlos tú de forma sencilla, como el del tronco de árbol o con un poco más de imaginación, pegando trozos de esterillas o alfombras a superficies, sean horizontales o verticales. Eso sí, la regla es que el artilugio que fabriques tenga suficiente peso para que no se desplace cuando el gato clava las uñas.

En las imágenes superior e inferior tenemos dos tipos de rascadores que, a poco que busquemos, encontraremos en las tiendas. El de arriba, además es un juguete y lugar de descanso para el gato. Como puede verse, la parte del rascador se basa en una especie de esterilla, tipo cuerda. Podemos conseguir alguna de ellas y si vemos que el gato intenta usarla, peguémosla en algún soporte, siguiendo el sistema de elevarla para que el gato se rasque en una posición  cómoda, a medio camino entre lo horizontal y vertical.


El gato naranja y blanco parece feliz con este ancho rascador horizontal, hecho de cartón. A veces, nuestros gatos nos dan estas sorpresas, son listos y saben que cargando su cuerpo contra el rascador éste no se moverá. Así, todo es más fácil.


La inclinación de este rascador es intermedia. Este modelo nos da la idea de poder poner un contrapeso, tipo piedra o cualquier cosa que pese, dentro de una caja inclinada, sobre la que se colocaría el rascador, sea de tipo convencional (en forma de pequeñas celdas de cartón), de cartón recortado de alguna caja o de cualquier material que el gato desee.


No todos los gatos disponen de un jardín en el que oxigenarse y poder clavar sus uñas en los troncos, aunque tampoco es algo recomendable ...para la salud de la propia planta, por supuesto.


He aquí un ejemplo de gato travieso que acaba bebiendo de su propia travesura. Es decir, estemos atentos a los lugares prohibidos en los que el gato rasca para hacerle un rascador con el mismo material, a la medida y libre de regañinas.

Un trozo de tronco de tamaño hermoso para que haga de contrapeso es una idea que suele funcionar en muchas ocasiones. A veces es necesario sujetarlo sobre una plancha de madera con tornillos o similares para que no se mueva al usarlo.



Este último es un ejemplo de lo caprichosos e imprevisibles que pueden llegar a ser los gatos utilizando rascadores. Aquí, en lugar de ver sólamente una travesura, podemos aprovechar una genial idea que nos está dando el minino con su acción. Podemos poner un trozo de plástico negro tipo esterilla, con prominencias circulares, que se vende por metros en tiendas de bricolaje, y colgarlo de una pared, o de cualquier superficie vertical. Como véis, el truco es probar sin parar, hasta dar con el rascador que vaya con nuestro gato.


Más información:  

TEMAS RELACIONADOS:


1 ronroneos en el artículo: "8 ideas para encontrar el rascador ideal para tu gato"

▼▲ Mostrar/ocultar ronroneos

¿Y tú, lindo gatito, tienes algo que ronronear?

 
Ir arriba