Protector decorativo para que el gato no estropee el sofá


Maullado por el
Gato triste y azul

Unas tablas de aglomerado forradas son ideales para salvar tu sofá de arañazos. 


Los sufridos dueños de los gatos saben bien que no es nada fácil mantener intacto un sofá o sillón y, en general, cualquier mueble con superficies verticales. Sin embargo, hay soluciones para evitar que nuestros mininos destrocen el mobiliario, y éstas pasan por satisfacer sus necesidades de rascado de forma adecuada y por saber proteger los muebles en los lugares estratégicos. Una manera de hacerlo es el protector que ha inventado Raquel González, una de nuestras bricolajeras gatunas favoritas. Discreto, efectivo, integrado en la decoración y fácil de hacer, es decir, hablamos de un inventazo que tu sofá te agradecerá eternamente.

¿Que andas como loco buscando maneras de preservar tu sofá de las garritas de tus amados gatitos? ¿Que no quieres tener que cerrar la puerta para impedirles el paso y que los muy pillines no hacen caso a regañinas ni a los mil y un trucos que has probado? Bienvenido al mundo de los gatos rebeldones o, lo que es lo mismo, al mundo de los adorables gatos. Pero no desesperares, porque este protector salvará tu sofá de acabar hecho trizas y puedes hacerlo en un pispás, de forma sencilla y económica.

Necesitan un rascador
Eso sí, antes de seguir leyendo recuerda que tu gato ha de tener un lugar donde rascar, y que si es un animal de gran tamaño o su estilo al rascar es enérgico , entonces necesitará un rascador estable, quizás de suelo a techo. De no tenerlo, o de tener un rascador inadecuado, tus muebles siempre peligrarán.

Y también su bienestar y salud, porque rascarse es necesario para todo minino. Puedes echar una miradita a nuestra sección de Rascadores, donde además de ideas bricolajeras, podrás aprender otras maneras de evitar que te destroce el sofá y también los muebles en general, así como trucos para animar a tu gato a rascar donde tiene que rascar.

Este protector, por otro lado, puede servir para rascar. Renovar la moqueta de vez en cuando es fácil y hará que siempre luzca como nuevo sin que toquen el sofa, que esta vez está contra la pared, por lo que nos ahorramos el problema del rascado en la parte posterior.

Manos a la obra
Dejemos que Raquel nos hable de su práctico invento y nos explique cómo llevarlo a cabo:
Os envío mi último trabajito, que es algo muy sencillo y barato que desde luego a mi y a mis peludos nos ha resultado de lo más útil. 
He comprado un sofá nuevo y por supuesto ellos estaban loquitos por "estrenarlo" marcándolo con su olor y sus uñas. 
Estuve mirando protectores en el mercado pero todos son de esquina y la verdad, mis gatos no se contentaban con la esquina, sino que me arañaban por todo el lateral. Así que medí el lateral del sofá y la zona que había bajo el reposamanos, compré tres tablas de aglomerado, un pedacito de moqueta que diera bien con el color del sofá y unos clavos... y por 18 euros y media hora de trabajo mirad que chulo me ha quedado!!
No es necesario forrar el interior, pues una vez puesto no se ve, con lo que ahorramos tela.

Es tan sencillo que cualquiera puede hacerlo. Además de las mencionadas tablas, y de la moqueta, sólo se necesita un martillo y unas manos amigas que te sujeten la madera para unirla con los clavos XD. En este caso, por supuesto, las de mi hermano Gerardo, que siempre me ayuda con mis ideas. 
En la foto superior se ve el protector por dentro. Podemos observar que por este lado no lo he forrado y que así fue todo más rápido, tan solo cubrí el aglomerado con la moqueta y la claveteé.
En la imagen inferior comprobamos cómo ha quedado el sofá por el lateral que la familia pelocha escogió como zona de marcaje. Visto de lado en esta misma foto o de frente (foto que abre el post), el reposabrazos queda debajo del tablero. Ahora... que arañen cuanto quieran!!
Podemos forrar el protector con una tela de moqueta elegida a juego con la decoración. 

Por lo demás, Raquel sigue con sus travesuras bricolajeras, que hacen felices a sus gatos y convierten su piso en un lugar ordenado, gatoamigable, donde sus preciosos pero, sobre todo, tan queridos mininos llevan una vida de lo más confortable y entretenida.

Las geniales ideas de Raquel
Ya os contamos otras maravillas que ideó en su habitación para sus gatos, como sus areneros tapados tapados con armario incluido o la ingeniosa disposición de unos muebles que hacen la función de rascador, zapatero y gimnasio.


Lo mejor de todo es que su creatividad no descansa, y eso significa tres cosas muy buenas: que sus gatos estarán mejor, que su casa también ganará y que nosotros podremos seguir contando el paso a paso de sus ideas geniales para poder aplicarlas en nuestras casas.

Fuente: www.gatosencasa.com
Fuente: Raquel y Gerardo González
Fotografía: Alberto

TEMAS RELACIONADOS:


2 ronroneos en el artículo: "Protector decorativo para que el gato no estropee el sofá"

▼▲ Mostrar/ocultar ronroneos

¿Y tú, lindo gatito, tienes algo que ronronear?

 
Ir arriba