Cepillo rojo de terciopelo para quitar los pelos de gato


Maullado por el
Gato triste y azul



Ignoro por qué caso todos suelen ser de color rojo, y la verdad es que resulta curioso que así sea, pero lo cierto es que estos cepillos de terciopelo son unas auténticas fieras arrastrando pelos de toda índole, los de gato incluido. Prácticos, cómodos y baratos, pero también con alguna que otra desventaja, estos artilugios pueden sernos útiles para deshacernos de un buen montón de pelos de nuestras mascotas.

Eficacia para el día a día
Te dejan sin pelos tanto un traje como una manta. Tienen la habilidad de desenganchar la pelambre que queda adherida a las distintas superficies de los tejidos y tapizados, pero no siempre son lo eficaces que desearíamos. ¿Por qué? Quizás les pidamos demasiado cuando se enfrentan a los tropocientos millones de pelos que dejó allí nuestro minino.
 
Eliminarlos todos, sencillamente, sería un auténtico milagro. Pero el apaño, lo que se dice una limpieza discretita que nos salve de la visita de la suegra, con eso sí pueden estos cepillos de terciopelo de doble cara. Garantizado.


Prácticos pero no específicos
En una prenda no excesivamente expuesta al contacto con los gatos, son ideales para un último repasón o puesta a punto antes de salir de casa. De hecho, se trata de un gadget diseñado para atrapar todo tipo de cositas, como motas de polvo y demás, no sólo pelo de animales.

Funcionan perfectos cuando llevamos el abrigo, chaqueta o cualquier otra ropa puesta. En el caso de otro tipo de prendas o tejidos, también sirven para eliminar el grueso de los pelos. Su eficacia, en general, dependerá de la capacidad de retener los pelos (a menudo se quedan pegados) del lugar donde lo pasemos.

En principio, no rendirá en ropa de punto y tejidos que acumulen electricidad estática, pues mucho pelo suele quedar enganchado. De todos modos, todo depende de la calidad del cepillo y de la prenda en concreto, por lo que no hay más truco que probar cada tejido.

Comodidad y limpieza fácil
Su felpa aterciopelada es cómoda a la hora de limpiar. Primero, porque basta con pasar la mano para coger el pelo arrastrado y tirarlo a la basura.  Y, segundo, porque el proceso no requiere agua ni precisa recambios, como otros artilugios similares (guantes de silicona, cinta adhesiva o rodillos de goma, entre otros). Eso sí, puedes lavarlo como mantenimiento.

Y, poder, lo que se dice poder, igualmente puedes usarlo mojándolo previamente, porque funcionar, también funciona. Aplicarlo húmedo no nos interesará, por ejemplo no para pasar sobre prendas de ropa minutos justo antes de salir de casa, por ejemplo.


Además de limpiarlo sólo con pasar la mano, es práctico gracias a su mango y por servir para gran cantidad de tejidos, aunque queda limitado a la ropa, telas y camitas de los gatos, quedando fuera suelos, muebles y demás. Para el resto de la casa, pues, necesitaremos otros artilugios que nos libren del océano de pelos doméstico.

También existe un modelo giratorio.
El precio es otro de sus puntos fuertes, no suelen superar los cinco euros, si bien hay trucos aún más baratos. Aunque en esto, como en tantas otras cosas, no merece la pena ahorrar a costa de una felpa menos eficaz.  Por lo tanto, nada como probar en la tienda o dejarse aconsejar por gente que lo haya probado.

En fin, sus características lo hacen ideal para usos muy diversos en casa, y como idea también podemos llevarlo en la guantera del coche para esos pelos que parecen haberle crecido a la chaqueta por generación espontánea ; )




Youtube de Gatos en casa:  
    Las ramas de olivo son un auténtico catnip mediterráneo, pruébalo con tu gato! Ellos adoran oler sus hojas, la planta entera les extasia. Saber más... Requetemiau, déjame tranquilo que no me seduce una galleta maría, que soy un gato, amiga mía-, se le queja el minino a la despistada de su amita. Saber más... Tras una árdua pelea, uno de los dos gatos se proclama vencedor. ¿cuál de los dos será el rey del árbol rascador? Hagan sus apuestas! Saber más... Es realmente difícil detener a un gato goloso, sobre todo frente a un plato de rica lata, mucho más sabrosa que el sano pero soso kd de hills. ¡qué malo es estar a dieta! Empieza metiendo la patita, y acaba con la boquita... Gato observa con resignación y carita que es un poema cómo una gata se zampa un langostino delante de sus narices!  Saber más... El primer gato de la casa que pisa la pasarela la considera suya o, mejor dicho, sólo suya, y vigila a los demás muy de cerca. En el vídeo, sigue a una siamesa, que finalmente comprende el recelo del gato y escapa tras olisquear un poco. Gatito da su primer paseo por la nueva pasarela que sus amitos le acaban de colgar en la pared. ¡Vaya cambio, mola caminar por las paredes! Saber más...  Gatito indeciso, se lame y relame mientras se piensa y repiensa si saltar o no a la nueva pasarela que sus amitos le acaban de colgar en la pared. ¿Tu qué opinas, finalmente saltará? Saber más...
    Miniatura
    El gatito cree que la crema de manos es un tubo de rica leche condensada, o nata, quizás... pero descubre que no es así... y sus caritas de curiosidad y extrañeza no tienen desperdicio...

TEMAS RELACIONADOS:


3 ronroneos en el artículo: "Cepillo rojo de terciopelo para quitar los pelos de gato"

▼▲ Mostrar/ocultar ronroneos

¿Y tú, lindo gatito, tienes algo que ronronear?

 
Ir arriba