Cepillar al gato evita tener pelos por toda la casa


Maullado por el
Gato triste y azul

Pelambrera que recoja el cepillo no irá a la alfombra, sino a la basura

En el espinoso tema pelo de gatos, la sabiduría popular viene que ni pintada cuando recomienda prevenir antes que curar. Así que ya sabes, si quieres un ambiente doméstico más libre de pelos, empieza por cepillar a tu gato. Él te lo agradecerá, y tu casita también.

Una idea es cepillar a tu gato antes de hacer la limpieza diaria. La idea es hacerles desprender el pelo suelto, y darles de paso unos mimitos. Además, un cepillado con una presión suave y completo activa su organismo y resulta saludable.

No olvidemos utilizar un cepillo de púas de goma que no resulten agresivas para la piel del animal, y también es recomendable pasarle una manopla. Las hay que recogen todo el pelo de forma sorprendente, pero ojito, porque no todas son igual de eficaces.
Cepillarlo también evita que trague más pelo de la cuenta...
Así,  aprovechemos las bondades del cepillado, ya que a  la mayoría de los gatos les encanta este gesto: activa su circulación, y especialmente beneficioso para gatos sedentarios y, sobre todo, si ademá son de edad avanzada.

Echar pelos, mecanismo de supervivencia
¿Pero, por qué los gatos echan tanto pelo? En realidad, este inconveniente para nosotros es un mecanismo que se desarrolló para su supervivencia. No en las casas, donde no sería necesaria tanta muda, pero sí en el entorno natural.


Un cepillado regular evita el problema.
 En el medio silvestre, los gatos salvajes arrojan un poco a lo largo del año para renovar el pelo muerto, pero dos veces al año eliminan grandes cantidades de pelo.

En la primavera y el otoño cambian la estructura de las capas de su piel en su preparación para el clima cálido o frío que se les avecina.

Es su manera de cambiar su abriguito natural de verano por el de invierno. Sin esta capacidad, le sería imposible sobrevivir a los cambios de temperatura al aire libre. ¿Y, qué ocurre cuando viven en el interior de las casas? Lógicamente, este mecanismo ya no les hace falta, y se hace innecesario cambiar sus capas con las estaciones.

Pero ellos siguen haciéndolo, pues está genéticamente programado para hacerlo, y ante esto sólo nos queda tenerlo en cuenta para no dejar de cepillarlos o hacerlo más regularmente durante estas épocas de mayor caída. Aunque su ritmo puede no respetar este ciclo natural, como se explica a continuación.

La iluminación artificial intensifica la caída de pelo
La cosa aún se pone más fea cuando los gatos están expuestos a la luz artificial. Está comprobado que los gatos de interior arrojan una buena cantidad de pelo, y no sólo durante la primavera y el otoño.

Todo depende de las horas de luz solar que reciba, sumadas al tiempo de luz artificial al que esté expuesto, y a la reacción de su organismo concreto. Pero lo cierto es que el manto de un gato de interior no sufre esos cambios de temporada tan acusadamente, y muda el pelo de forma más constante.

Fuente: www.gatosencasa.com
Fotografía: jon_a_ross
Fotografía: Alexander Y
Fotografía:Slentz Radish

Importante: Los contenidos de Gatos en casa en ningún caso promocionan marcas comerciales, sus posts son libres e independientes. La recomendación de productos la orienta, única y exclusivamente, el bienestar e interés tuyos y de tu maravilloso gato.


Youtube de Gatos en casa:  
    Las ramas de olivo son un auténtico catnip mediterráneo, pruébalo con tu gato! Ellos adoran oler sus hojas, la planta entera les extasia. Saber más... Requetemiau, déjame tranquilo que no me seduce una galleta maría, que soy un gato, amiga mía-, se le queja el minino a la despistada de su amita. Saber más... Tras una árdua pelea, uno de los dos gatos se proclama vencedor. ¿cuál de los dos será el rey del árbol rascador? Hagan sus apuestas! Saber más... Es realmente difícil detener a un gato goloso, sobre todo frente a un plato de rica lata, mucho más sabrosa que el sano pero soso kd de hills. ¡qué malo es estar a dieta! Empieza metiendo la patita, y acaba con la boquita... Gato observa con resignación y carita que es un poema cómo una gata se zampa un langostino delante de sus narices!  Saber más... El primer gato de la casa que pisa la pasarela la considera suya o, mejor dicho, sólo suya, y vigila a los demás muy de cerca. En el vídeo, sigue a una siamesa, que finalmente comprende el recelo del gato y escapa tras olisquear un poco.

TEMAS RELACIONADOS:


No hay ronroneos para "Cepillar al gato evita tener pelos por toda la casa"

▼▲ Mostrar/ocultar ronroneos

¿Y tú, lindo gatito, tienes algo que ronronear?

 
Ir arriba