Fabrica un gimnasio vertical para gatos con Ikea


Maullado por el
Gato triste y azul


Las diferentes estructuras compuestas por barras de metal y estanterías de madera que venden en Ikea como Stolmen sistemas de almacenamiento parecen ser una materia prima excelente para fabricar un gimnasio felino.

Puedes considerar esta opción si tienes cerca algún Ikea y andas pensando en potenciar la parte activa de tu gato. El resultado que puedes ver en este post es sólo una posibilidad entre tantas... Ya se sabe, la imaginación manda en esto de construir e inventar por nuestra cuenta.

A continuación, veremos c ómo se se hizo este gimnasio, por si te sirve de modelo o simplemente de inspiración:

Materiales: a la estructura en sí, comprada en Ikea se le añadió cuerda de sisal de un centímetro de diámetro, tela de alfombra tipo moqueta para forrar las estanterías, destornilladores y pegamento. El precio total rondó los 180 euros hace cinco años.

Colocación: su creador, un joven finlandés llamado Niko-Juhani Salminen, dueño de dos gatos grises preciosos, nos aconseja realizar la t area teniendo en cuenta una serie de cosas, que resumimos:

Colocar la estructura siguiendo las intrucciones que nos suministra Ikea, ayudados de un buen destornillador. Además, el estante más alto debe ser colocado pensando que el gato ha de poder quedarse tanto de pie como sentado o dormido.

¿Cuántos estantes colocar? Dependerá de la forma física de tu minino. En este caso, han bastado tres estanterías, y si todas las que necesitas no vienen con la estructura que compres, puedes colocarlas tú por tu cuenta, como se ha hecho en esta ocasión.

Otro truco, esta vez para enrollar la cuerda de sisal, es hacerlo antes de fijar las barras, pues horizontalmente podemos hacerlo con más rapidez y comodidad.

Eso sí, ármate de paciencia porque necesitarás alrededor de 35 metros y un buen rato para enroscarla toda de forma adecuada (recuerda que ha de quedar tirante), y mejor cuatro manos que dos.

Diversión, compañía, intimidad y muebles a salvo
Colocado en el salón o comedor de la casa, además de un divertido gimnasio, proporciona también un lugar donde los gatos pueden seguir las reuniones familiares o acompañarnos mientras leemos, vemos la televisión, etc.

Sin duda, los gatos agradecerán tener este detalle con ellos, y nos librarán de arañazos en el sofá y en los muebles en general. ¿No está mal la idea, verdad? Es sencillo: si el gato tiene su lugar, y le encanta, no ocupará el tuyo.

A su vez, las alturas les proporcionan un lugar reservado desde el que verlo todo sin ser vistos, algo que les encanta a los gatos. En este caso, subir les cuesta un esfuercillo extra, por lo que la siestecilla que se den arriba será después de haberse movido un poco.  Por otra parte, la casa gana espacio gracias a la verticalidad del proyecto.


De este modelo en concreto nos ha gustado no sólo la estética y el valor creativo, ambas cosas saltan a la vista. Pensando más en los gatos, nos ha encantado que quepan dos mininos, que puedan trepar,  rascar a placer y que además puedan echarse siestecillas la mar de tiernas. Con mucho sentido común, la balda superior, que es donde los mininos dormitan, tiene unos bordes de seguridad interesantes.


El precio y el esfuerzo que supone no es el punto fuerte de este sorprendente gimnasio gatuno, pero por otro lado el resultado puede adaptarse justo a lo que necesitemos, tanto desde el punto de vista decorativo como de las necesidades del animal. En fin, nos ha gustado horrores, eso por no hablar del detallito del peluche con muelle, invitando a la acción, que n os ha encantado, y por eso queríamos compartirlo contigo. ¿Y tú, cómo lo ves gatito?


Fuente: www.niksa.net
Fotografía: www.niksa.net

Importante: Los contenidos de Gatos en casa en ningún caso promocionan marcas comerciales, sus posts son libres e independientes. La recomendación de productos la orienta, única y exclusivamente, el bienestar e interés tuyos y de tu maravilloso gato.

TEMAS RELACIONADOS:


No hay ronroneos para "Fabrica un gimnasio vertical para gatos con Ikea"

▼▲ Mostrar/ocultar ronroneos

¿Y tú, lindo gatito, tienes algo que ronronear?

 
Ir arriba