Árbol gimnasio para varios gatos fabricado con Ikea


Maullado por el
Gato triste y azul



¿En casa hay muchos gatos y pocos metros cuadrados? Tranqui, no está todo perdido: las casas pequeñas pueden ganar mucho espacio con árboles de suelo a techo, ideales para mantener a los gatos activos y a la vez salvaguardar los muebles del comedor. El que ves en la fotografía ha utilizado estructuras de almacenaje (componentes Stolmen) que venden en Ikea para crear un rincón iluminado junto a la ventana, en pleno comedor.

Sus creadores, una joven pareja que vive en San Francisco con tres gatos, se siente satisfecha con el resultado. Y no sólo porque los gatos lo utilizan para comer, subir, bajar, mirar por la ventana o dormir, sino también por haber logrado un mueble de lo más estiloso y moderno, a juego con el resto de la estancia.

Para hacerlo se fijaron en el gimnasio que hizo un finlandés llamado Lisaa Kuvia para una parejita de gatos grises, y al que Gatos en casa le dedicó un post. Fue ver colgadas las fotos en internet  lo que les inspiró para adaptar la idea a sus necesidades.

Mirando las fotografías se entiende que lo consideren como un grandísimo acierto. Como ellos mismos dicen, han logrado un resultado "distinto de los tradicionales muebles para gatos", de los que huían a toda costa por considerarlos poco combinables y difíciles de integrar con el resto del mobiliario.

Realización
La realización, explican, es tan sencilla como montar una de estas estructuras compuestas por barras de metal y estanterías de madera que venden en Ikea como Stolmen sistemas de almacenamiento. Seguir las instrucciones que vienen con el pack bastó para lograr este resultado, al que sólo se le añadió la alfombrita peluda que ves en las fotos, cuya función es evitar resbalones y hacerlo más confortable.


Para fijar el tejido sobre las baldas se utilizó un celo de doble cara que no deja marcas, con la idea de facilitar la limpieza y poder darle otro uso en el futuro si se terciara. Eso sí, la fijación ha de ser fuerte, sobre todo por seguridad.

Ventajas
Están las ventajas evidentes: gatos más ágiles, entretenidos e integrados en la vida familiar y con solecito a su alcance. Y las menos evidentes: los sofás más libres y mobiliario en general mejor conservado, aunque para esto último sería conveniente forrar los tubos con cuerda de sisal. Si no todos, sí al menos parte de ellos, pudiéndose complementar con tela de sisal o de alfombra en forma horizontal sobre las baldas inferiores.

Además, hay otra ventaja, que los hogares con niños pequeños pueden agradecer de forma especial: la comida y el agua no están en el suelo, al alcance de babys curiosones que meten la mano en todas partes. La limpieza de la casa también gana con ello.

Accesible para gatos mayores o cojitos
A diferencia del gimnasio para gatos de Kuvia, éste es menos acrobático, podríamos decirlo así. Es decir, las baldas más numerosas y la menor distancia entre ellas lo hace accesible para gatos vejetes, con discapacidades o cojeras. Precisamente, este diseño se hizo pensando en uno de los tres gatos, que es cojito.


Precisamente, esta es una de las ventajas de fabricar las cosas en lugar de comprarlas ya hechas: poder diseñar, adaptar el resultado a lo que se necesita, tanto por parte de los gatos como en la cuestión decorativa.

Este invento no baja de los cien euros y pico, por cierto. Un precio elevado, pero con un resultado interesante que puede hacer que el desembolso merezca la pena. ¿Y tú, amigato, cómo lo ves?


Importante: Los contenidos de Gatos en casa en ningún caso promocionan marcas comerciales, sus posts son libres e independientes. La recomendación de productos la orienta, única y exclusivamente, el bienestar e interés tuyos y de tu maravilloso gato.


Youtube de Gatos en casa:  

  1. Miniatura
    El primer gato de la casa que pisa la pasarela la considera suya o, mejor dicho, sólo suya, y vigila a los demás muy de cerca. En el vídeo, sigue a una siamesa, que finalmente comprende el recelo del gato y escapa tras olisquear un poco el nuevo lugar.

  2. Gatito indeciso, se lame y relame mientras se piensa y repiensa si saltar o no a la nueva pasarela que sus amitos le acaban de colgar en la pared. ¿Tu qué opinas, finalmente saltará? Hagan sus apuestas...

  3. Gatito juguetón sube a todas partes y quiere atrapar todo lo que se mueve, incluida la bicicleta estática y las piernas que suben y bajan al pedalear...

  4. El gatito cree que la crema de manos es un tubo de rica leche condensada, o nata, quizás... pero descubre que no es así... y sus caritas de curiosidad y extrañeza no tienen desperdicio...

  5. La espera de la comidita se hace más amena con unos cuantos lametones 

TEMAS RELACIONADOS:


2 ronroneos en el artículo: "Árbol gimnasio para varios gatos fabricado con Ikea"

▼▲ Mostrar/ocultar ronroneos

¿Y tú, lindo gatito, tienes algo que ronronear?

 
Ir arriba