Sillón de cartón destruible para niños... ¿y para gatos?


Maullado por el
Gato triste y azul

.
En principio, el invento no está pensado para gatos, pero os digo desde ya que sería mucho más interesante si se promocionara como producto felino. ¿O cómo veis vosotros esta maravilla, un sillón de cartón reciclable que invita a dormitar, a rascar, requeterrascar, a subir y a bajar sin descanso?


Así que ya sabes, si tienes unos pequeños y adorables demonios con intención de destrozar tus sofás y demás queridos muebles, la solución podría ser algo así como esto. Una especie de sofá que parece pedir a gritos ser despedazado por sus inquietas garritas, aunque en principio está pensado para que los niños pequeños desahoguen sus instintos destructores.

Se trata de una pieza ligera de cartón industrial y "esculpida" en su forma actual a golpe de martillo, 100% reciclable, no tóxico y asombrosa, que te permitirá respirar tranquilo cuando tus niños se dediquen a cortar sus esquinas con unas tijeritas escolares, o a pintarlo con sus rotuladores. En el caso de los gatos... pues igual, podrás sentirte aliviada de ver tus muebles protegidos.

En serio, Gatos en casa anima al creador de este ingenio, un tipo llamado Pete Oyler, a que promocione su producto para bigotudos o, en todo caso, a que haga una versión gatuna de estos sillones infantiles. Pero sin cambiar la filosofía, que no es otra que la de disfrutar el mueble hasta que quede hecho en mil pedazos, y entonces echarlo a la basura. Eso sí, a la del reciclaje, que para eso estamos hablando de un cartón biodegradable.


Otras ventajas que le vemos: como rascador, además de estable, el cartón es un material que encanta rascar a los gatos, si bien como mueble es ligero, por lo que puede trasladarse fácilmente de aquí para allí, buscando compañía humana, o quizás intimidad, y también los rayitos de sol que se cuelan por las ventanas, por ejemplo. Además, acepta que lo rociemos con cat nip o le frotemos hierba gatera, incluso hojas de menta para ahuyentar pulgas. El cartón, por otro lado, se calienta que es un primor y junto a una ventana puede ser un lugar fantástico en invierno para un gato a la hora de la siesta.

Por si alguien quisiera adquirir el producto, informamos de que el precio ronda los 50 dólares. Puedes acceder a la estilosa tienda online y allí enterarte de detalles, o mandarle un correo electrónico, pues se aceptan pedidos a través de su correo electrónico: info@peteoyler.com.

Por cierto, si os animáis vosotros a hacer algo parecido con embalajes varios, quizás os convenga saber que  para lograr el mejor resultado son muy interesantes el cartón corrugado o el cartón de nido de abeja. Esperamos noticias de los manitas talentosos con el bricolaje o, más concretamente, con el bricogato...


Importante: Los contenidos de Gatos en casa en ningún caso promocionan marcas comerciales, sus posts son libres e independientes. La recomendación de productos la orienta, única y exclusivamente, el bienestar e interés tuyos y de tu maravilloso gato.

Fuente: www.peteoyler.com
Fotografía: Matthew Williams

TEMAS RELACIONADOS:


4 ronroneos en el artículo: "Sillón de cartón destruible para niños... ¿y para gatos?"

▼▲ Mostrar/ocultar ronroneos

¿Y tú, lindo gatito, tienes algo que ronronear?

 
Ir arriba