Cómo integrar una cama de gato decorando con colores


Maullado por el
Gato triste y azul

Jugar adecuadamente con los colores es una manera infalible de lograr resultados interesantes en la decoración.



Todo en la imagen gira alrededor de un punto caliente que capta nuestra atención: el formado por el conjunto de canasta y cortina rojas. El color elegido para resaltar es un interesante tono cereza, y el resultado un espacio moderno, decorado con bastante buena nota: práctico para el día a día en una casa gatuna y ...bonito, bonito. 

Ya lo dice el famoso dicho: para gustos los colores. Por lo tanto, dejemos de lado el color y quedémonos con la esencia de la idea, que no es otra que darle un lugar a la cesta del gato sin resultar un estorbo ni desentonar con la decoración. En este caso, se ha conseguido integrando una cesta de madera colocándola junto a una cortina del mismito color.


Como es conocido, jugar con los colores es un modo sencillo y económico de decorar. Podemos utilizar colores más o menos intensos, no han de ser tan llamativos como éste tono cereza, pero hagámoslo siempre de forma armónica, conjuntada: los tonos llamativos, fuertes pueden ser tan ideales como los neutros y suaves (marfil, beiges, blanco, negro, pasteles...), y saber combinarlos es la clave. 

Nos disgusta...
Dejando de lado que las cortinas son demasiado largas, que hay algunos gatos que las marcan rociándolas con pipí, las arañan y trepan por ellas, que la cesta está en un lugar de paso no demasiado recomendable si hay mucho trasiego o que las piedras se han colocado para disuadir de subir al alféizar de la ventana, un lugar ideal para tomar el solecito, hay varias cosas que sí nos gustan.

Nos gusta...
Es ideal, por ejemplo, haber situado la cesta junto a la ventana, pues así el gato aprovecha la luz, algo esencial para todo felino. Igualmente nos agrada la existencia de una cortina de varitas que tamiza la luz, permitiendo graduarla sin necesidad de tener corridas las cortinas para huir de una luminosidad excesiva, en caso de resultarnos molesta. De este modo logramos hacer compatible el bienestar del gato y del humano, y eso merece una valoración muy positiva. También sería perfecto hacer más mullida la base de la cesta con una mantita o almohadoncito para darle confort.

Un punto que adoramos es la actitud del decorador de darle el adecuado protagonismo al minino en el entorno doméstico. Como sabéis los asiduos lectores de este blog, consideramos importante que el gato tenga sus lugares para dormir y demás necesidades vitales en el contexto doméstico, sin quedar desplazados ni chirriar con la decoración. Así, como puede verse, en esta ocasión ello ha sido conseguido con creces.

Lo ideal: lugar apartado y soleado
En resumen: mejor hubiera sido quitar la cortina si el gato tiene tendencia a estropearla y dejar el alféizar de la ventana librem sin esos pedruscos, para que el minino pueda aprovechar la luz más de cerca.

También es preferible elegir una ventana en un lugar menos transitado para colocar la cesta, pues dormir es una actividad que requiere tranquilidad y una cierta intimidad. Aunque esto no es ley, porque hay gatos más sociables o extrovertidos que otros o, sencillamente, quizás el gato tenga varias camas y tenga la opción de dormir profundamente en las que estén ubicadas en puntos más tranquilos.

Colocar la cama en un sitio donde solamos estar nosotros también resultaría una buena opción si la utilizamos como camita desde la que hacernos compañía o si el sofá está muy ocupado en determinados ratos del día y no nos apetece tener al gato siempre sobre nuestras piernas.

Por lo demás, la idea es perfecta para dar un toque de color a una decoración en tonos neutros o para todo lo contrario: darle un respiro visual en tonos suaves a una decoración donde abundan los colores intensos.

En casas donde hay personas con alergia al polvo o al pelo de los gatos, se recomienda eliminar todo tipo de cortinajes y tapizados. Como alternativa, sería mejor dejar sólo la cortina de varitas o algún otro modelo enrollable para que el animalito pueda tomar el sol a placer.

Cesta de mimbre pintada
La canastita de las imágenes está pintada con un aerosol de color rojo. Hacerlo así es la opción más fácil para lograr un color a juego con otro elemento de la habitación, esta vez la cortina.

Sin embargo, pintar una cama para gato puede resultar tóxico para el animal si no lo hacemos  respetando unos consejos básicos. Así que si te decides a hacerlo te sugerimos que sólo uses pinturas que vayan a respetar su salud y lo hagas siguiendo algunas precauciones, como las que te indicamos a continuación. 


Consejos para pintar la cesta:
es mejor utilizar una pintura no tóxica o un spray con base de agua. Después de pintarla otro consejo es no utilizarla hasta pasada una semana: esos días dejarla airearla en un lugar bien ventilado para prevenir posibles intoxicaciones por inhalación.


Estas precauciones son muy importantes para cuidar la salud de nuestra mascota, ya que las camas son un lugar donde pasan mucho tiempo. El secado este tipo de sprays es rápido: al tacto en una hora y 24 horas en total. La marca Pinty Plus tiene una gama de sprays con base de agua, pero cualquier otra que cumpla esta característica nos sirve igualmente.

Más ideas
¿Que no queremos pintar? Otra opción también muy chula es dejar la cesta sin pintar y ponerle una mantita o almohadón de un color determinado que conjunte con aquello que nos convenga.

Alternativas a la cesta son, por ejemplo, sustituirla una caja de madera y pintarla a juego con cortinas o con algún otro elemento cercano al que le guiñe el ojo.

Por último podríamos colgar la cesta en la pared si no hay espacio o si el lugar es algo concurrido, para así darle más intimidad. O fabricar unos árboles rascadores con cunita realizada con cestas de mimbre redondas y una base de sisal. 

A esta cesta le falta una buena almohadita o mantita para resultar perfecta... ¿no crees, gatito?



TEMAS RELACIONADOS:


No hay ronroneos para "Cómo integrar una cama de gato decorando con colores"

▼▲ Mostrar/ocultar ronroneos

¿Y tú, lindo gatito, tienes algo que ronronear?

 
Ir arriba