Árbol rascador de sisal con una cesta de mimbre de Ikea


Maullado por el
Gato triste y azul


Estos árboles rascadores merecen un diez por ser decorativos, prácticos, baratos y sencillos de hacer. Los ha inventado y fabricado el novio de Kim, la orgullosa dueña de siete mininos con los que comparte casa en Otawa (Canadá). ¿Qué, te animas a hacer uno igual para tu gato o, por qué no, unos cuantos para tu pequeña tribu de gatos? En este post te decimos cómo conseguirlo fácilmente.

Este rascador tiene un color cálido que puede quedar genial con los muebles y su forma también es de lo más cool. En este caso se han colocado aprovechando un rincón junto a una escalera y el bonito resultado salta a la vista.

Cómo hacerlo
Los materiales estrella son la tela de sisal muy grueso que podemos adquirir en tiendas de bricolaje y una cesta de mimbre que venden en Ikea a un precio económico. Además de estos dos materiales, necesitaremos: unos tubos de cartón, poliuretano tipo tubería o cualquier estructura que nos sirva de tronco para envolver el sisal.

En este caso, Kim explica que se ha introducido un poste de madera en medio del tubo, mejor que mejor si ésta es bien ancha para que quede lo más fija posible dentro del hueco.

En concreto, como la madera llega hasta la parte superior del cilindro, podemos utilizar tornillos con arandelas para atornillar directamente en esta madera la canasta. Por su parte, el sisal lo fijaremos bien tirante con clavos en forma de u. Una grapadora de bricolaje también puede hacer bien su labor, con cuidado de que queden fuertes, es importante para que resistan los embates felinos.

Por cierto, para darle estabilidad al invento se ha sujetado la cesta a la pared con tornillos y se ha colocado sobre una doble base, la individual para cada uno de los postes, forrada con tela de sisal, y una segunda tabla mucho más pesada y grande, forrada con tela de peluche, que acaba de darle la estabilidad necesaria para rascarse y para subir hasta la cesta.

Práctico y decorativo
Estos árboles no sólo se integran perfectamente en la decoración del hogar, también evitan que el resto de nuestros muebles sea despedazado. También son excelente solución para famlias gatunas numerosas, pues los gatos dejan su señal en el rascador y al ser animales territoriales evitamos peleas y facilitamos que rasquen en ellos al proporcionarles más de un poste para rascar a placer.

En fin, se trata de una alternativa maravillosa a los típicos y prohibitivos árboles de gato que podemos comprar, pero que suelen tener unos precios exagerados. Muy adecuado cuando el gato no tiene acceso al exterior, ya que son unos sustitutos bastante aceptables de los troncos de los árboles.

Una envidiable obra de arte gatuna más que la encantadora Kim nos regala: aquí y aquí tienes más ideas que hemos tomado de su increíble casa. En ella, los gatos son habitantes de pleno derecho, y eso nos encanta, nos chifla y rechifla en este blog.
Phoebe, uno de los siete gatos de Kim, descansa en el comedor.

Por lo tanto, queda recomendado este mueble gatoamigable, o catfriendly, como suele decirse en inglés, que podemos hacer con un poquito de maña y unas pocas pesetiñas. Sin ir más lejos, el novio de Kim sólo necesitó una horita y media para terminar el par que ves en las imágenes. Aunque él es es un manitas, todo hay que decirlo... ¿Qué, te lanzas o no?

Fuente: www.gatosencasa.com
Fotografía: Kimhast7cats

TEMAS RELACIONADOS:


2 ronroneos en el artículo: "Árbol rascador de sisal con una cesta de mimbre de Ikea"

▼▲ Mostrar/ocultar ronroneos

¿Y tú, lindo gatito, tienes algo que ronronear?

 
Ir arriba