Las latas de comida pueden producir heridas en los gatos


Maullado por el
Gato triste y azul

Los gatos son curiosos e inquietos por lo que estén o no hambrientos se lanzarán a rebañar la lata, aunque esté vacía. En casa como en la calle, lo mejor es tirar las latas para evitar heridas.


Cuidado con dejar a los gatos comer directamente de las latas. Se pueden producir heridas en su cabecita de lo más peligrosas. Suele ocurrir cuando se les alimenta en la calle y luego las latas se dejan a su alcance en lugar de aplastarlas, como puedes ver en la última foto.

Hay quien les ofrece comida directamente en las latas también en casa. En este caso ocurre, sobre todo, con las de menor tamaño. Nos parece que van a disfrutar con ellas dando lametazos y acabando los restos, pero en realidad no es buena idea.

Mejor no ponerlas cerca de sus morritos porque es fácil que se hagan heriditas. Hay gatos muy brutos, por cierto, que se las hacen bien grandes. Pero, como decimos, sobre todo hay que tener especial cuidado con los gatos libres, porque sus heridas pueden infectarse con más facilidad y están menos controlados que los  domésticos.

La solución es aplastar la lata antes de echarla a la basura si son gatos libres, y si estamos en casa, basta con no permitir que coman de ellas. Y recuerda que un gato sano es, entre otras cosas, un gato bien cuidado.
Las latas bajitas también son peligrosas. No caigamos en la tentación de ofrecerles la comida directamente de ellas.



Pero no sólo hay que estar atentos con el laterío felino. Lo mismo ocurre cuando, por ejemplo, les damos el aceite de conservas que vamos a utilizar, como las latas de atún o el agua que queda de los berberechos u otros alimentos. Tengamos en cuenta que en un descuido, algo que los gatos suelen aprovechar muy bien, igualmente pueden asaltar las latas.


El problema es el mismo, pueden hacerse heridas que faciliten el contagio de enfermedades, en especial en casas con más de un gato. O que se infecten al jugar entre ellos, además de por estar en contacto con suciedad. La solución es más que sencilla: vertamos el contenido del alimento sobre un cuenquecito o platito para que lo saboreen sin problemas. Lo mejor siempre es prevenir, y además no cuesta nada hacerlo. ¿O no? ¡Claro que sí, miauu, requetemiau!

Cuidado con las latas de atún
Por cierto, esta es una buena ocasión para recordar que los gatos no pueden ser alimentados exclusiva ni mayormente con atún en conserva. Por mucho que les guste o, mejor dicho, que les pirre, no estamos haciéndoles sino un flaco favor.

Es peligroso para su salud comer sólo atún. No satisfaremos ni de lejos sus necesidades nutricionales, además de otros peligros añadidos derivados del método de conserva en lata. Por lo tanto, si les vuelve locos, una solución es darles sólo muy de vez en cuando. Para más información sobre este asunto, lee aquí.



Fuente: www.gatosencasa.com
Fotografía: Clint JCL
Fotografía: Mr. Ducke
Fotografía: www.afectoanimal.com


Youtube de Gatos en casa:  
    Las ramas de olivo son un auténtico catnip mediterráneo, pruébalo con tu gato! Ellos adoran oler sus hojas, la planta entera les extasia. Saber más... Requetemiau, déjame tranquilo que no me seduce una galleta maría, que soy un gato, amiga mía-, se le queja el minino a la despistada de su amita. Saber más... Tras una árdua pelea, uno de los dos gatos se proclama vencedor. ¿cuál de los dos será el rey del árbol rascador? Hagan sus apuestas! Saber más... Es realmente difícil detener a un gato goloso, sobre todo frente a un plato de rica lata, mucho más sabrosa que el sano pero soso kd de hills. ¡qué malo es estar a dieta! Empieza metiendo la patita, y acaba con la boquita... Gato observa con resignación y carita que es un poema cómo una gata se zampa un langostino delante de sus narices!  Saber más... El primer gato de la casa que pisa la pasarela la considera suya o, mejor dicho, sólo suya, y vigila a los demás muy de cerca. En el vídeo, sigue a una siamesa, que finalmente comprende el recelo del gato y escapa tras olisquear un poco. Gatito da su primer paseo por la nueva pasarela que sus amitos le acaban de colgar en la pared. ¡Vaya cambio, mola caminar por las paredes! Saber más...  Gatito indeciso, se lame y relame mientras se piensa y repiensa si saltar o no a la nueva pasarela que sus amitos le acaban de colgar en la pared. ¿Tu qué opinas, finalmente saltará? Saber más...
    Miniatura
    El gatito cree que la crema de manos es un tubo de rica leche condensada, o nata, quizás... pero descubre que no es así... y sus caritas de curiosidad y extrañeza no tienen desperdicio...

TEMAS RELACIONADOS:


1 ronroneos en el artículo: "Las latas de comida pueden producir heridas en los gatos"

▼▲ Mostrar/ocultar ronroneos

¿Y tú, lindo gatito, tienes algo que ronronear?

 
Ir arriba