Olivo: el catnip mediterráneo que los gatos adoran


Maullado por el
Gato triste y azul

La madera, ramas, hojas y frutos del olivo desprenden un algo que fascina a los gatos. A algunos más que a otros, todo hay que decirlo, pero en general puede afirmarse que les resulta particularmente atractivo.

Los gatos domésticos tienen un sentido del olfato catorce veces más poderoso que el humano y, aunque no es tan fino como el de los perros cumple un papel esencial en el felino.

Para que nos hagamos una idea, el gato tiene de 60 a 70millones de células olfativas frente los 80 a 220millones del perro-, no hay duda de que son muy sensibles a los olores.

¿Pero, qué encuentran en el olivo que los enloquece? Sigue leyendo, vamos a desvelar este misterio.

Tanto el árbol, incluyendo madera (ramas, troncos, hojas) como el fruto les provocan delirios sorprendentes. Pero en realidad no es tan misterioso como parece a primera vista: la razón no es otra que la presencia de unas sustancias vegetales conocidas como oleuropeina u oleuropeósido. 


Estos compuestos de nombres tan complicados afectan a su sistema nervioso central y les producen cambios de comportamiento como los que hemos dicho o, lo que es lo mismo, una serie de reacciones que la ciencia llama efecto narcótico.


Droga natural
Este efecto alucinógeno y afrodisíaco no es dañino. Todo lo contrario, los estimula y relaja a la vez, al igual que ocurre con otras sustancias como el catnip. Eso sí, a cada gato le afecta de forma distinta, siendo un maravilloso y eficaz incitador al juego.

Masticar, lamer y restregarse
Cuando un gato cae bajo el embrujo del olivo, comienzan a masticar (sin tragárselo), lamer y restregarse contra los objetos de madera de olivo, sus hojas, ramas y frutos. Ocurre, por ejemplo, no sólo con la pulpa de las aceitunas, sino también con sus huesos. En el caso de las hojas, ramas o tronco no olvides

Rascador de ensueño
Un trozo de tronco para arreglarse las uñas puede resultar el rascador perfecto. Si tenemos acceso a algún campo de olivos, la época de la poda (primavera) es ideal para conseguir unos buenos tronquitos para nuestro gato. Si no son lo suficientemente grandes y pesados tendremos que sujetarlos con el fin de lograr estabilidad al usarse.

A la rica aceitunita
Muchos dueños de gatos han observado cómo reacciona su michi cuando ve las aceitunas. Les encanta jugar con ellas, se emocionan con su pulpa y sus huesos. ¿Y las comen? Muchos sí se las comen, incluso hay gatos que enloquecen de igual modo con el aceite de oliva.

Hojas de olivo
El principal constituyente de las hojas de olivo es el oleuropeósido o oleuropeína, un iridoide amargo, responsable en gran medida de su actividad y que fue aislado por primera vez en 1908.
La oleuropeína también se encuentra en el fruto y en el aceite, pero en la hoja el contenido es muy superior frente a las otras partes del árbol.

Ramas de olivo: emboscadas, persecuciones y golosinas
Traerles unas ramas del árbol puede ser un regalo redondo para los gatos. Un juego fantástico: no sólo les sirve para entretener el olfato y mordisquear, sino también para esconderse y perseguirse. También es genial para mover dentro un ratoncito de peluche, cualquier bolita... y hacer que lo atrapen entre las ramas. Otra idea es echar dentro una golosina y esperar hasta que la consigan.Un consejito: conviene darles un buen remojón antes de ponerlas a su alcance, por aquello de los pesticidas.





Fuente: www.gatosencasa.com
Fuente: www.rtve.es
Fuente: sweetwatergems.weirdstuffwemake.com
Fuente: bioener.com
Fuente: Enciclopedia de la Nutrición Clínica Felina
Fotografía: Tom Raftery
Fotografía: www.gatosencasa.com

TEMAS RELACIONADOS:


2 ronroneos en el artículo: "Olivo: el catnip mediterráneo que los gatos adoran"

▼▲ Mostrar/ocultar ronroneos

¿Y tú, lindo gatito, tienes algo que ronronear?

 
Ir arriba