Estilosa cama litera para gatos junto a la ventana


Maullado por el
Gato triste y azul



Odie y Suzy tienen suerte. Estos dos gatos viven en una casaza de tres plantas en Ontario, no sólo bonita a rabiar, sino estilosa y con detalles que la convierten en un paraíso para todo bicho felino. Ya vimos aquellas estanterías junto a la ventana, y en este post le toca el turno a esta caja que hace las veces de cama, lel lugar perfecto para dormitar, entretenerse, esconderse del mundanal ruido y rascar a placer.

Cotillear lo que pasa en la calle, como qué hace el perro del vecino, o guiñar el ojo a los gatitos callejeros más apuestos, disfrutar del soleil, contemplar cómo se balancean las ramas de los árboles mientras entra el sueñecito... Todo eso pueden hacer estos felinos, al tiempo que acompañan a sus dueños, Karen y Jake, en su habitación de trabajo.

Utilidad y fabricación
Karen y Jake, una pareja de bricolajeros de altos vuelos, decidieron construir esta caja para aprovechar las ventanas de su oficina doméstica, y así hacer una especie de continuación del alféizar interior, confortable y acogedor, con suficiente espacio para sus dos gatos.

Como adoran sentir cerca a sus mininos, para ellos es importante que sus gatos tengan su espacio en un lugar donde pasan muchas horas: su oficina. Así que fue dicho y hecho: primero colocaron unas cajas viejas, y al ver el gran éxito que tuvieron, las reemplazaron con este mueble.

La caja se construyó a partir de bloques de pino macizo pegados. Y en la parte superior sobresalen los bordes para hacerlo más acogedor, como una auténtica camita. La parte de atrás abierta se alineará con el alféizar de la ventana, y la sujeción de la caja se logró colgándola de la pared utilizando tacos de madera contrachapada. Y en un lateral se ha aplicado tela de cuerda de sisal para incluir también un original rascador.

Sus creadores también nos explican que los círculos o ventanitas redondas cumplen dos funciones: poder jugar, metiendo y sacando las patitas, y también mirar. Pensando en todo, ya lo ves...

Evidentemente, a no ser que seas un manitas sin miedo a nada, esta propuesta mejor encargársela a un carpintero, por ejemplo, pero luego barnizarlo (3 ó 4 capas, nunca con pintura de olores tóxicos y una última de poliuretano de protección) y  ponerle los cojines nosotros mismos. Barato no será, la artesanía nunca lo es, pero el resultado merece la pena. ¿O no es precioso, confortable, decorativo y durable?


Instalación: colgado en la pared con un taco de madera contrachapada. Tengamos en cuenta que coincidan las líneas superiores con el alféizar de la ventana y si tenemos sistema de calefacción instalada, que éste quede alejado de la rejilla de ventilación.


TEMAS RELACIONADOS:


2 ronroneos en el artículo: "Estilosa cama litera para gatos junto a la ventana"

▼▲ Mostrar/ocultar ronroneos

¿Y tú, lindo gatito, tienes algo que ronronear?

 
Ir arriba