Ideas para decorar entradas en hogares con gatos


Maullado por el
Gato triste y azul


Decorar la entrada a una casa puede ser un asunto muy sencillo o, por el contrario, tan complicado, complicadísimo como queramos hacerlo. Todo depende de factores como nuestra inspiración, necesidades, presupuesto o el espacio disponible. En este caso, Gatos en casa te trae un par de ejemplos de qué podemos llevar a cabo cuando en la casa hay gatos y queremos un resultado práctico y a la vez estético. 

Esperarte junto a la puerta 
En la siguiente imagen vemos cómo la estantería rinconera permite que los gatos se acurruquen en la balda inferior. Este espacio resulta un lugar ideal para esperarte cuando estés ausente. También es perfecto para casas con familia gatuna numerosa en las que siempre hay gatitos que buscan su riconcito de intimidad.


El resto de las baldas están ocupadas por objetos decorativos y personales, como bolsos y carteras. Para que los gatos no las ocupen, se han llenado las baldas de objetos que ocupan todo el espacio, para así no animarlos a saltar. No sería necesario si la balda está lo bastante alta, por ejemplo a partir de la tercera. Por cierto, en la otra imagen puedes ver otra opción que concede más espacio a los gatos, esta vez con dos cojines en las baldas primera y segunda, las más accesibles.

Sencillez y colores vivos
Se aprovecha la luz para colocar una plantita en la balda superior, dificultando el acceso a los gatos, y colocando la lámpara en el rincón para dar altura al conjunto. Observemos que la sencillez de los elementos decorativos queda compensada por los colores vivos de la puerta, la alfombra y los mismos bolsos, chaquetas y zapatos.

¿Zapatero cerrado o abierto?
En principio, la idea de los zapatos puede ser arriesgada por lo cerquita que está de los gatos, sobre todo si son juguetones y no pueden resistir la tentación de acabar. Quizás sería mejor idea un zapatero de mural, tapado, si bien cabe la posibilidad de ser viable para casas con gatos adultos poco dados a jugar con los zapatos. Por supuesto, a gatos más frustrados y aburridos, más peligro tiene ponérselos cerca...

Pero también hay ventajas. Colocar los zapatos en la entrada, ya sea con o sin zapatero cerrado, nos permite cambiárnoslos y ponernos las pantuflas de estar por casa, siendo más higiénico. De este modo, la porquería que llevamos en las suelas no amenaza la salud de nuestros mininos.
También podríamos dejar libre la doble estantería que hace de zapatero o con algún almohadón para los gatos.

Esta segunda posibilidad permite a los gatos dormitar en un par de almohadones cuadrados pero gruesos, que tienen mayor estabilidad que los convencionales. Además, detalle importante en cuanto a lo estético, los colores neutros en plata, negro  y blanco contrastan con la puerta amarilla y la alfombra. Un bonito y funcional resultado, especialmente interesante para casas con familia gatuna numerosa.
Las primeras dos baldas permiten al gato dormitar mientras esperan nuestra llegada...
En esta casa gatuna es importante una decoración que tenga en cuenta a los gatos.

Fuente: www.gatosencasa.com
Fotografía: kimhas7cats

TEMAS RELACIONADOS:


2 ronroneos en el artículo: "Ideas para decorar entradas en hogares con gatos"

▼▲ Mostrar/ocultar ronroneos

¿Y tú, lindo gatito, tienes algo que ronronear?

 
Ir arriba