Like Kittysville, estilosas camas esquineras para gatos


Maullado por el
Gato triste y azul






Camas tipo sofás estilosas y personalizadas, con telas lisas o retro, de estampado vintage o como tú quieras, perfectas para el gato de apartamento y para la decoración de la casa. En este post puedes mirarlas, admirarlas o enterarte de que puedes comprarlas aunque vivas en el último rincón del mundo. Incluso, si te atreves, puedes inspirarte en ellas para hacer tu versión casera de su ingenioso diseño, que hace las delicias de los gatos y crea una bonita atmósfera hogareña.

Aparte de su forma esquinera, que acopla de miedo en cualquier rincón, el estampado es definitivo para conseguir resultados distintos a la hora de integrar la camita en una estancia concreta. Su elección ( hay un amplio catálogo de telas) añade un valor importante a este accesorio para mascotas, cuyo precio ronda los 60 euros, dependiendo del modelo.

Puedes visitar la tienda en Esty pinchando en este link o en este otro link, y visitar su página en Facebook en este otro enlace, donde la gente cuelga fotos de sus gatos disfrutando de las camitas. Para ver más fotos de mininos, pincha aquí.

Jayne Blume, una diseñadora loca por los gatos
Esta idea mágica de unir telas fantásticas y gatos no menos maravillosos ha sido la fórmula de éxito de Jayne Blume. Y el resultado ha sido la suma de su genio creador, su profesionalidad, su apasionada afición por las telas estampadas y su amor por los animales. Un cóctel explosivo, sin duda. Blume se formó en el Fashion Institute of Design y Merchandising de Los Angeles, y a través de la marca Like Kittysville diseño estas camas, increíbles rinconcitos donde el felino puede descansar de forma discreta y relajada.


"Mi colección de toda la vida de tejidos retro sólo es comparable con una dedicación de por vida a mi colección de gatos rescatados de un futuro incierto", cuenta Blume. ¿No es genial que un artista haga negocio de algo que lleva tan adentro de él?


De hecho, Jayne vive con una encantadora banda de gatos felices de posar como modelos para sus diseños, bautizados con los nombres de: Alvin, Betty, Cosmo, Daisy, Francine, Gidget, Gus, Homer, Jesse, Keenan, Liesl, Linus (Puppy), Marvin, Natalie (Hooch), OlgaPatchouli (Chooch), Pierre, Roger, Sailor, Sidney, Waldo y, por úlitmo, un minino al que le pueso el nombre de uno de sus gatos de la niñez, su amado Wampus.

Asuntos prácticos
Hablando de asuntos prácticos, la limpieza es sencilla: mantenimiento regular con rodillos o cualquier otro sistema recogepelos, paso de paño húmedo para  limpiar posibles manchas y, para una higiene más profunda, patas desmontables y camita sumergible en la bañera.

Decorativas y cómodas
La gracia de estas camitas es triple: por un lado, son estilosas y personalizables (eliges de de un catálogo siempre cambiante, e incluso puedes encargarla aportando tu propia tela), y por otro gustan a los gatos que es una maravilla, si nos basamos en las fotos. En tercer lugar, nos regalan una idea que valiosísima: la posibilidad de hacer una cama funcional que no sea ni redonda ni cuadrada, ni siquiera rectangular.
Envíos a todo el mundo
Además, se mandan todo el mundo, si bien los gastos de envío suben  el precio final. Puedes consultar las tablas informativas que incluye. Ver este link, en la parte inferior de la web. Si no podemos permitírnoslo o comprarla no está en nustros planes, pero nos encantaría tenerla, hay otra opción: observarla nos da ideas para hacer nosotros algo parecido con cualquier plataforma con esquina, tipo caja. Sólo es cuestión de buscar materia prima a bajo costo, incluso reciclada o reutilizada, y lanzarse a hacerlo con ganas e ilusión.

Inspirarse en su diseño: ¿hacemos una?
¿El asiento o el respaldo de una silla coja, rota o inservible, la esquina de una caja de madera, un trozo de tabla con forma triangular, quizás una estantería esquinera comprada o sacada de algún mueble encontrado en la basura...?

La imaginación nos puede llevar por caminos insospechados para lograr una camita como éstas. Y en nosotros está superar el reto de hacer una cama esquinera para nuestro querido felino. Una vez tengamos la base, ya hemos hecho lo más dicífil. Ahora únicamente deberemos almohadillarla y forrarla, fijando los materiales con pegamentos no tóxicos y/o grapadoras de bricolaje, etc.

Para forrarla, la misma diseñadora sugiere las miles de telas que ofrece Ikea, tanto por variedad como por el precio asequible. También sirven las telas de tapicería y las de  cortinaje, pero vigila que no recoja demasiado los pelos. Eso sí, la tela no ha de desteñir ni encoger, por lo que mejor hacer antes un prelavado.

En cuanto a las patas, si no nos atrevemos con esta estructura en forma de boomerang (metacrilato o maderas teñidas de distintos tonos, dependiendo de la pieza, como por ejemplo un nogal oscuro y pulidas con un acabado de cera), podríamos colocarle cuatro sencillas patitas de plástico. Y, por último, cuidar que el acabado quede no sólo mullitido y lindo, sino también seguro, sin esquinas puntiagudas que puedan resultar peligrosas.


Importante: Los contenidos de Gatos en casa en ningún caso promocionan marcas comerciales, sus posts son libres e independientes. La recomendación de productos la orienta, única y exclusivamente, el bienestar e interés tuyos y de tu maravilloso gato.

TEMAS RELACIONADOS:


No hay ronroneos para "Like Kittysville, estilosas camas esquineras para gatos"

▼▲ Mostrar/ocultar ronroneos

¿Y tú, lindo gatito, tienes algo que ronronear?

 
Ir arriba