Momentos mágicos: Un gato monstruo de las galletas


Maullado por el
Gato triste y azul



El monstruo de las galletas tiene competencia, es un gato galletívoro de color café con leche, gracioso a más no poder. El susodicho tiene una grandísima facilidad para asaltar un desayuno ajeno (y humano, para más pistas) a medio terminar y dejarlo listo para... tirarlo directamente a la basura.


-Las galletitas tienen una pinta estupendísima, y han de caer sea como sea. Maldita sea, parece que se resisten, así que si son planas y no se dejan morder, las chuparé... Ñam, ñam, saben ricas....-, parece decir el graciosín de Fiodor, el peculiar minino que deja como un principiante a cualquier avezado comedor de galletas maría.




Lo sorprendente llega cuando puede hincarles el diente. Ahí le da a las galletas como si estuviera toda la vida comiéndolas, las parte a mordisco limpio con gran naturalidad, aunque en realidad era la primera vez que las probaba!!!

A continuación, los vídeos que prueban que lo dicho en este este post no es un delirio, uno en versión corta y otro larga, ambos distintos. En el de mayor duración el ordenador reproduce la canción Uno más uno son siete, y  la letra le va al cuadro que ni pintada, sobre todo cuando dice aquello tan lindo de :
"Si hubo un tiempo para mi, ahora es para los seis,
está saliendo el café, otra vez comienza el lío como cada amanecer
Hay tostadas para tres, arreglad la habitación,
este cuadro de familia se merece una canción.

Mis cuentos no hablaban de historias hechas de casualidad,
nadie me dijo que el destino daba esta oportunidad...

Uno más uno son siete, quién me lo iba a decir,
que era tan fácil ser feliz..."





¡Observa, observa y el arte que tiene de comerlas a trozos es para morirse de risa...! Ahora comprendemos cuáles eran sus intenciones cuando acechaba al langostino que estaba zampándose la linda gatita Nicoletta. Puedes ver el vídeo en a través de este link.

El gatiño quiso probar otro tipo de desayuno, y no le fue nada, pero que nada mal...

¿Y tú, has probado alguna vez a dar una galleta a tu gato? Seguramente no le hará ni caso, y difícilmente sabrá como hacer para comérsela. En el siguiente vídeo puedes ver la reacción lógica de un gato al que le presentan una de las galletas que momentos antes había vuelto loco a Fiodor. Curiosidad inicial, cuatro chupetones, e indiferencia total, pero total, después:



TEMAS RELACIONADOS:


No hay ronroneos para "Momentos mágicos: Un gato monstruo de las galletas"

▼▲ Mostrar/ocultar ronroneos

¿Y tú, lindo gatito, tienes algo que ronronear?

 
Ir arriba