Cómo hacer un super almohadón para tu gato


Maullado por el
Gato triste y azul



Ya que lo vamos a hacer nosotros mismos, que sea a pedir de boca. Bien cómodo, un auténtico sueño para cualquier gato. Si, además, elegimos una funda como la de la foto, entre cabezadita y cabezadita el minino podrá aprender las letras y los números, con toda comodidad.

Ahora en serio, este almohadón doble para gatos no es cómodo porque yo lo diga, ni porque sus creadores lo aseguren, sino porque las dos fotos de este post hablan por sí mismas. ¿Qué os parecen? El gato Flynn da un auténtido espectáculo de su uso y disfrute.


Da gloria ver cómo está de repantigado y relajado este afortunadísmo gato. El muy pillín sabe que el hermosísimo almohadón es para él y sólo para él, y en él se siente como un completo rey, tumbado  barriguita arriba sobre su particular nube de ensueño.

Por cierto, mejor hacer varias en el caso de familias numerosas, porque cada gato tendría su espacio propio y, a su vez, pueden compartirlo aquellos que mejor se lleven.  Además, como decoración son mucho más bonitas y adecuadas para poner en el suelo, o sobre una alfombra, etc. que las almohadas más pequeñas.


Pero cuidadín con el marcaje, si vives una situación crítica de guerra de meadas, con perdón de la palabra, mejor abstente para cuando los ánimos estén más calmados. La propia almohada, tu tiempo, tu olfato y tu lavadora te lo agradecerán infinito.

Pero aprendamos a hacerlo, que no es tan difícil. Quienes lo confeccionaron nos enseñan como lo hicieron , pasito a pasito. Según cuentan a Gatos en casa, sus ideadores siguieron los pasos que se explican en el este post. Y del que, por supuesto, os resumo lo más importante, en tan sólo unos pocos pasos.

Pero antes, esto es lo que necesitamos (las medidas de la tela y el velcro dependerán del tamaño de los cojines):

♥ tela para forrar la almohada
♥ dos almohadones
♥ tijeras y cinta métrica
♥ hilo y agujas o máquina de coser
♥ lápiz y velcro




Paso 1:
Dobla la tela de forrar la almohada por la mitad y cortar según la dimensión necesitada.

En el caso de la almohada hecha para Flynn, la tela la compró Chiristine, dueña de Flynn, en un local de segunda mano, si bien procedía de la tienda Ikea de Redondo Beach, en California, Estados Unidos. Es toda una artista, aquí te dejo un enlace a algunas de sus creaciones, de venta online.

Paso 2: Su largura debe cubrir por completo el par de almohadas, dejando incluso un borde de más, pues este segundo paso consiste en coser, preferiblemente a máquina, todos los extremos, excepto el de uno de los dos laterales más estrechos, que cerraremos depués con velcro.

Importante hacer el remate, es decir, una segunda costura, para así reforzar la resistencia del cosido, y poder sacar y meter el almohadón sin problemas cada vez que queramos cambiar la funda para lavarla.

Paso 3: Una vez tengamos esto acabado, sólo resta coser o pegar dos tiras de velcro en la parte que nos hemos dejado sin coser. Con ello, habremos acabado la funda.

Paso 4: Vayamos ahora con el relleno. Tal y como ves en la fotografía superior, descoseremos dos lados de los cojines y cortaremos la tela en fleco, para luego atarla. Con este pequeño y sencillísimo truco los dos almohadones estarán unidos, formando uno sólo.

Y éste es el resultado: un toque de color para tu hogar y un sueño hecho realidad para tu querido, amado, adorado, mimado y soñado gatito.  Ojala lo disfrute tanto como Flynn, no más, porque más es imposible.


Fuente: www.apartmenttherapy.com
Fotografías gato: Krakenkraft
Fotografía almohada: Shelly Leer 

TEMAS RELACIONADOS:


4 ronroneos en el artículo: "Cómo hacer un super almohadón para tu gato"

▼▲ Mostrar/ocultar ronroneos

¿Y tú, lindo gatito, tienes algo que ronronear?

 
Ir arriba