¿Los gatos ronronean y maúllan para dominarnos?


Maullado por el
Gato triste y azul



Sinceramente, algunas investigaciones son realmente curiosas. Por lo visto, hay científicos que manipulan la ciencia sin reparos o son tremendamente ignorantes del objeto de estudio y, como no podía ser de otro modo, sacan conclusiones absurdas, mezclando prejuicios y opinión con datos deshilachados, como en este caso. Os explico, que la cosa tiene tela: Según un estudio de la Universidad de Sussex, los gatos "dominan" a sus dueños con sus ronroneos y sus agudos maullidos. Tras una investigación en la que participaron un porrón de mininos con sus dueños, el experimento concluyó que los felinos van a mala leche con nosotros, soltando maullidos de alta frecuencia para molestarnos hasta tal punto que logren conseguir sus propósitos (es decir, comida).

Pero empecemos por el principio, así entenderemos mejor estas supuestas conclusiones científicas, que al equipo de Gatos en casa parecen un auténtico despropósito. 

El estudio partió de la rabieta que, por lo visto, tenía cogida una psicólogia, la doctora Karen McComb, fastidiada de que su gato, de nombre Pepo, por las  mañanas le pidiera comida  insistentemente, "gritando", mientras ella dormía.

Cansada de levantarse medio legañosa para llenarle de pienso su tazón  la científica  decidió actuar, pero en lugar de revisar la educación que le estaba dado a su gato (al levantarse reforzaba su comportamiento, y su maullido, es de cajón) decidió considerarse invisible, estatua de sal a lo sumo, y estudiar el caso centrándose en el minino. En el pobre minino.

Y allá que fue la psicóloga, con las llaves del laboratorio en el bolsillo de su bata, a encontrar el santo grial de la pesadez y la dominancia felina.  Pero es mala cosa cuando se inicia un estudio con un planteamiento que, finalmente, mira tú qué casualidad, será la misma conclusión de la investigación: el gato me molesta (premisa), luego el gato emite sonidos molestos (conclusión). Si no lo creéis, mirad, estos son los valiosísimos (notese la ironía) resultados del estudio:

-Los gatos ronronean para conseguir lo que quieren, normalmente comida, y si están en un hogar con más gatos o con dueños muy atareados, cambiarán el ronroneo por los maullidos para que se les oiga más.

-Los gatos utilizan nuestras tendencias innatas a alimentar crías, y a hacer caso a sus lloros, y utlizan altas frecuencias, en las que mezclan ronroneos y maullidos que nos resultan insoportables. Es así como logran que les hagamos caso.

-Cuando los gatos intercalan un gritito entre el ronroneo es una manera sutil de provocar una respuesta.

-Se trata de un comportamiento (maullar, ronronear) que los gatos hacen en la intimidad con sus dueños. Tienden a esconderse o irse cuando hay desconocidos.

Inevitablemente, llueven las preguntas, las dudas: ¿dónde está el hallazgo? Ya se sabía que el maullido era una llamada de atención al ser humano, ya se sabía que los gatos se comunicaban con las personas maullando, es voz populi que las crías de gatos gritan, maúllan y ronronean a la vez cuando se sienten amenazados o buscan ayuda por tener hambre o miedo, sin necesidad de estar o no socializados, es decir pueden no haber visto nunca a las personas, y que lo hacen desde pequeñitos, sin necesidad de largos aprendizajes. ¿realmente ha realizado un estudio científico o ha metido su rabieta matutina en una metodología y un planteamiento que en nada se ajusta a lo científico? Bueno, ya sabéis, Pepo es culpable de ser tan malévolo y la tal Karen una bella durmiente sin arte ni parte, a la que no hay que despertar bajo ningún concepto. 

¿Es que Karen no ha contemplado la posibilidad de que los gatos se parezcan más a los humanos de lo que ella cree? ¿Cuál es su experiencia (poca o nula) con los gatos de la calle, esos que ronronean y maúllan a conocidos y desconocidos para conseguir comida? ¿No sabe, como puede leerse en cualquier manual, que la mayoría de los gatos, como animales territoriales que son, se inhiben en presencia de extraños o en un lugar no habitual?

Cree que descubre algo cuando dice que los gatos quieren influir en nosotros con sus ronroneos y sus grititos, acariciando nuestras piernas?  ¿O es que los niños no lloran cuando quieren mamar, o es que las mujeres no tienen una voz más aguda que los hombres por imitación de sus bebés, por supervivencia evolutiva y para lograr el mismo efecto que los gatos? ¿Acaso no es lo mismo? 

En fin, lo  que sí es seguro es que los gatos todavía son unos grandes desconocidos. Y la situación no mejorará con estudios como éste al que, por cierto, no le hubiera venido nada, pero que nada mal, un equipo interdisciplinar. Porque, como dice el dicho, el que de lo suyo sólo sabe, nada sabe.


Y antes de finalizar el post, aquí os dejamos otra joyita, un reportaje (aquí el enlace) escrito por un redactor de la Agencia Efe en el que se explican las conclusiones de este mismo estudio, donde, todavía más si cabe, se cae en un escandaloso antropocentrismo. El tema es mucho más complejo como para frivolizar y hacernos ver a los gatos como a unos pequeños dictadores, que dominan "el arte de la explotación", sin más.

Fuente: www.sussex.ac.uk
Fuente: www.elnuevodia.com
Fotografía: zenera



Youtube de Gatos en casa:  
    Las ramas de olivo son un auténtico catnip mediterráneo, pruébalo con tu gato! Ellos adoran oler sus hojas, la planta entera les extasia. Saber más... Requetemiau, déjame tranquilo que no me seduce una galleta maría, que soy un gato, amiga mía-, se le queja el minino a la despistada de su amita. Saber más... Tras una árdua pelea, uno de los dos gatos se proclama vencedor. ¿cuál de los dos será el rey del árbol rascador? Hagan sus apuestas! Saber más... Es realmente difícil detener a un gato goloso, sobre todo frente a un plato de rica lata, mucho más sabrosa que el sano pero soso kd de hills. ¡qué malo es estar a dieta! Empieza metiendo la patita, y acaba con la boquita... Gato observa con resignación y carita que es un poema cómo una gata se zampa un langostino delante de sus narices!  Saber más... El primer gato de la casa que pisa la pasarela la considera suya o, mejor dicho, sólo suya, y vigila a los demás muy de cerca. En el vídeo, sigue a una siamesa, que finalmente comprende el recelo del gato y escapa tras olisquear un poco.

TEMAS RELACIONADOS:


3 ronroneos en el artículo: "¿Los gatos ronronean y maúllan para dominarnos?"

▼▲ Mostrar/ocultar ronroneos

¿Y tú, lindo gatito, tienes algo que ronronear?

 
Ir arriba