Entrevista a Daniel Dorado, abogado de animales


Maullado por el
Gato triste y azul


Gatos en Casa ha tenido la idea de entrevistar a Daniel Dorado, el primer abogado español de animales con una página web. Y podemos decir que ha sido una idea genial, no por echarnos flores, sino porque leer sus respuestas es conocer a alguien con una decidida sensibilidad animalista y unos interesantes conocimientos en la defensa de los animales. Leyendo sus respuestas, no sólo se aprende sobre los derechos de nuestras mascotas, sino sobre el respeto a todos los seres vivos con los que compartimos el planeta. Sin dudarlo, en este blog nos declaramos fans incondicionales de este letrado defensor de causas que muchos otros dan por perdidas. Con los tiempos que corren, este abogado es rara avis, con una especialización casi útópica y, precisamente por ello, nos parece maravillosa. Le deseamos, de corazón, una brillante carrera: saldrán ganando muchos animales desamparados ...y sobrevivirán intactos los sueños más dorados.
  •  ¿Cómo definirías a un gato desde tu experiencia profesional y personal?
Los gatos, al igual que el resto de animales, son seres con una personalidad compleja y con unos intereses que deben ser respetados. Valoro enormemente la labor de quienes se dedican a la defensa de los gatos, al igual que valoro la labor de quienes se dedican a la defensa del resto de animales.
  • Internet ha supuesto una gran ventaja para las ongs que dan sus animales en adopción, sin embargo, también entrañará sus riesgos. ¿Qué recomendarías a un propietario de un gato para darlo en adopción con todas las garantías?
Pienso que no debemos contribuir a la reproducción de animales, por lo cual no debemos comprar animales ni tampoco participar en la cría casera. Si convivimos con gatos, deberíamos esterilizarlos. Y, por supuesto, no deberíamos deshacernos de los animales con los que vivimos. Por eso entiendo que los propietarios de gatos que los dan en adopción deberían ser en todo caso las protectoras, refugios y demás centros de acogida de animales. A ellos les recomendaría preparar un contrato de adopción, en el que habría que tener en cuenta los siguientes puntos:

- La protectora debe seguir siendo propietaria del animal en todo momento, para poder retirar el animal al adoptante si este no lo cuida adecuadamente.
- El animal no debe ser usado para cazar, ni en circos o espectáculos.
- Deben especificarse al máximo los cuidados veterinarios que el animal precisa.
- El adoptante no debe regalar, vender ni ceder al animal a un tercero. Debe comunicar cualquier enfermedad y la muerte del animal a la protectora lo antes posible, así como su desaparición. También debe comunicar cualquier cambio de teléfono o domicilio.
- La protectora debe reservarse el derecho de revisar el estado físico y psicológico del animal.
- Debería indicarse que la protectora tiene derecho a decidir unilateralmente retirar al adoptante la custodia del animal.
- Por último, en el contrato de adopción debe constar que el animal tiene un precio en euros. Me gustaría explicar el motivo de esto, para evitar malentendidos. Los gatos, al igual que el resto de animales, son seres con la capacidad de sufrir y disfrutar, motivo por el cual deben ser respetados. La vida de un animal no tiene precio. Ahora bien, es importante indicar un precio del animal en el contrato de adopción para que pueda al menos reclamarse esa cantidad al adoptante si este se deshace del animal, además de poder interponer las acciones penales y administrativas correspondientes. Esto puede disuadir a muchos adoptantes malintencionados de deshacerse del animal o venderlo.
- Recomiendo que, a la hora de poner un precio al animal en el contrato, este sea de 900 euros en el caso de que la protectora no pueda permitirse el pago de abogado y procurador (no es necesario abogado ni procurador en el caso de procesos judiciales civiles por dicha cantidad), y de 3.000 euros en el caso de que la protectora sí pueda permitirse el pago de abogado y procurador (la reclamación de esa cantidad se tramitaría como juicio verbal y no como juicio ordinario, por lo cual la protectora tendría que hacer frente a unas costas menores).

A la hora de transportar al animal recomiendo contratar los servicios de una empresa dedicada específicamente al transporte de animales. El seguimiento puede realizarse mediante una persona designada por la asociación.

Si el adoptante se niega a devolver al animal, puede iniciarse un proceso judicial civil para reclamarlo. En el caso de que le haya hecho daño, puede interponerse una denuncia administrativa (por vulneración de la correspondiente "ley de protección animal" autonómica) o una denuncia penal.
  • ¿Cómo es un dueño de gato que respeta a su animal, podrías definirlo según tu sensibilidad animalista y/o tus conocimientos legales?
Respetar a un animal pasa necesariamente por tener en cuenta sus necesidades de salud, alimenticias, afectivas... Hay que hacer lo posible por que los animales no se sientan solos y por que puedan disfrutar al máximo.

Además de esto, hay que tener en cuenta que el respeto a los animales supone dejar de contribuir al abandono y la muerte de los mismos. No debemos comprar animales, ya que las tiendas y criaderos llevan a que los animales sean empleados como máquinas reproductoras, y a que miles de animales sean abandonados y matados en las perreras. La cría casera de animales es problemática también, ya que supone el nacimiento de animales mientras cada día hay animales hacinados y matados en las perreras.

Si queremos vivir con un animal, deberíamos adoptarlo y esterilizarlo, para no perjudicar a otros animales.
  •  Medidas preventivas para no vernos en problemas como los que tú resuelve.
Si los animales son tratados con respeto y consideración, no tendría por qué haber problemas. En cualquier caso, para evitar problemas relacionados con la custodia de animales pueden llegarse a acuerdos por escrito mientras existe la relación sentimental, en el cual se indique cómo se asignaría la custodia y el régimen de visitas. El decidir esta cuestión mientras existe una relación sentimental puede resultar poco romántico, pero es necesario para evitar problemas en el futuro.

Por otra parte hay seguros que cubren la responsabilidad civil extracontractual del animal, lo cual es importante ante casos como mordeduras o arañazos provocados a personas o a otros animales.
  • Acudir a un abogado de animales ¿Cuántos nos puede costar meternos en tribunales con el tema de los gatos? (por favor, pon algunos ejemplos)
Al igual que con cualquier otro abogado, la minuta se elabora según los criterios del colegio de abogados. Estos son algunos ejemplos, basados en los criterios del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid (en algunos casos hay que añadir también los aranceles del procurador), aunque la cantidad variará según las circunstancias concretas, pudiendo ser hasta un 50% mayor o menor:

- Por una consulta sencilla y de duración inferior a media hora, sin examen de documentos y en horario de despacho, 120 euros.
- En los juicios verbales por reclamación de cantidad cuando la cantidad económica reclamada no sea superior a 3.000 euros, se minutará el 25% de la cantidad solicitada.
- Por la redacción de una denuncia penal sencilla, 210 euros.
- Por la redacción de un contrato privado sencillo, 240 euros.
- Por asistir a un juicio de faltas, 300 euros.
En mi caso, ajusto el precio al máximo a protectoras y asociaciones dedicadas a la defensa de los animales.
  • ¿Los gatos caseros corren peligros, de qué tipo, realmente necesitan un abogado? ¿En qué casos más cotidianos se necesita recurrir a vosotros?
Los casos más frecuentes relacionados con los gatos son aquellos relacionados con negligencia cometidas por veterinarios o centros de acogida temporal, y con problemas vecinales, cuando el casero o la comunidad de vecinos no son partidarios de que se viva con animales.
  • Caso que hayas llevado o conozcas del que podamos aprender los dueños y/o amantes de los animales a cuidar mejor a nuestras mascotas o a proteger a los gatos libres, perros vagabundos, etc.
Gracias a la organización El Hogar de Luci he podido conocer a animales que han sido explotados durante toda su vida, como un gallo de pelea que llegó al santuario con heridas, tuerto, cojo y mutilado. Casos como este van a seguir ocurriendo mientras sigamos discriminado a los animales por el mero hecho de no ser humanos.


Los animales (sean gatos, perros, gallos, cerdos, peces o de cualquier otra especie) son seres con la capacidad de sufrir y disfrutar, motivo por el cual debemos respetarlos. No se producirá ningún avance importante mientras no cambiemos la manera de relacionarlos los animales. El cambio ha de venir por parte de cada uno de nosotros y debe incluir necesariamente cuestiones como nuestros hábitos de consumo. Si alguien está más interesado en esta cuestión, le invito a visitar la sección de enlaces de mi página web.
Fuente: Gatos en casa
Fotografía de Daniel Dorado, editada por Sergey Drobkov

TEMAS RELACIONADOS:


No hay ronroneos para "Entrevista a Daniel Dorado, abogado de animales"

▼▲ Mostrar/ocultar ronroneos

¿Y tú, lindo gatito, tienes algo que ronronear?

 
Ir arriba