Cama para gatos con forma de rosa


Maullado por el
Gato triste y azul



Los gatos son maravillosos testadores de camitas. En este caso, la cama es una auténtica preciosidad y el gato no parece está encantado, aunque el precio sabe más a arañazo que a beso de gato. Dicho esto, los 149 euros que vale la cama tampoco nos va a quitar el sueño, y menos aún lo ha hecho al gato, que duerme plácidamente sobre su mullido catre de lujo.

La cama nos gusta como curiosidad, como goce para los sentidos, y es que los catlovers somos así, nos gusta contemplar a los gatos en escenarios hermosos, dormitando felices. En este caso, la cama es una pasada, no cabe duda. Si nos olvidamos del precio, hay que reconocerle un aspecto increíble, tanto para decorar cualquier estancia de la casa como para que el gato se sienta el rey de la casa.


En este sentido, la cama nos gusta. Nos gusta la idea de una cama entendida más como un mueble, como una pequeña inversión para que luzca precioso un determinado lugar de la casa, y también con la intención de que el gato tenga un lugar propio que no va cambiando de lugar o escondiéndose cuando llegan visitas o en el momento menos pensado…

Más que una cama,  un bonito objeto decorativo

Con una camita así, tan hermosa, colocada en un lugar reservado para el gato, se consigue ese doble efecto de decoración y gato contento, con un objeto que le sirva de referencia, acogedor, que abraza y acaricia con sus pétalos.

También nos gusta como inspiración. No sólo para hacer algo parecido si tenemos mano con la aguja, que también, sino a la hora de elegir camita o de acondicionar una para nuestro minino cuando nos vemos en la situación de prepararlo un rinconcito para que se sienta bien a gusto. Tomamos nota, por lo tanto, de las ventajas de esta original cama y, visto el precio, tendremos que conformarnos con soñar con ella.





Fuente: www.gatosencasa.com Fotografías: www.pet-interiors.net

TEMAS RELACIONADOS:


No hay ronroneos para "Cama para gatos con forma de rosa"

▼▲ Mostrar/ocultar ronroneos

¿Y tú, lindo gatito, tienes algo que ronronear?

 
Ir arriba