Cerrar el dormitorio previene la alergia al gato en adultos


Maullado por el
Gato triste y azul

Dejar que el gato entre en la habitación es arriesgado para adultos primerizos.
A los amantes de los gatos les parecerá demasiado drástico, pero si nos jugamos la salud y peligra la permanencia del gato en casa, no dejarle entrar en el dormitorio puede ser una solución definitiva contra el desarrollo de alergias. Así es, impedir que el minino entre en el dormitorio evita alergias al gato en adultos que nunca convivieron antes con gatos, revela un nuevo estudio europeo.

De acuerdo con el estudio, realizado  con más de seis mil participantes por el Hospital de Verona, en Italia, los adultos primerizos que no dejaron que su gato entrara en su habitación se libraron de este tipo de alergia en todos los casos.



Con esta medida ninguno de ellos desarrollaron sensibilización, cuando el riesgo de padecer alergia al gato,  por ser adultos que tenían esta mascota por primera vez, se duplicaba con respecto a personas que durante su infancia convivieron con gatos.

Infancia con gato, adultos sin alergia
El estudio confirmó también que los niños que conviven con gatos quedan protegidos frente al riesgo de sufrir alergia a estos animales. Además, y aquí está la novedad, se demostró que esta protección se prolonga hasta la edad adulta.

Cerrar la habitación
Sin embargo, además de proteger frente a alergias durante la infancia y luego de mayores, excepto niños que precisen de consulta médica, tener gato en casa puede suponer un riesgo real de contraer alergia para algunos miembros de la familia, donde los adultos primerizos son potencialmente intolerantes a los elementos alérgenos del gato, como la caspa del animal.

Por lo tanto, los expertos dejan a los padres la tarea de valorar el riesgo que se corre al respecto, al introducir un gato en casas donde hay gente con importantes probabilidades de sensibilización.

Eso sí, por supuestísimo, sea cual sea la decisión, siempre hay que ser responsables con el gato y nunca abandonarlo ni buscarle un nuevo hogar a tontas y a locas. En muchos casos, tal y como anuncia el estudio, bastaría con no dejar entrar al gato a la habitación o habitaciones de quienes tuvieran riesgo de contraer alergia.

Síntomas de la alergia
Tener alergia al gato se exterioriza con síntomas como estornudos, rinitis alérgica, sibilancias, lagrimeo, incluso asma. Su manifestación y los resultados de las pruebas (punción, análisis de sangre) nos indican si existe o no alergia.

¿Qué hacer?
Si la hay, mejor no tener gato, aunque si estamos empeñados en tenerlo, o ya lo tenemos, siempre se pueden tomar algunas medidas que suavicen el problema cuando la alergia no es excesivamente grave.

Huelga decir que en este blog estamos en contra de los diagnósticos médicos que, por sistema, solucionan el problema de las alergias al gato ordenando deshacerse del minino como solución del problema.

Amor y compromiso
Antes de llegar a ese punto, siempre hay medidas que podemos poner en práctica para hacer posible la convivencia, algo que realmente nos parece más justo con el animal y acorde con el amor que le profesa todo dueño responsable que se precie como tal.

Fuente: www.jacionline.org
Fotografía: surecat
Fotografía: notahandbag
Fotografía: toastyken

TEMAS RELACIONADOS:


2 ronroneos en el artículo: "Cerrar el dormitorio previene la alergia al gato en adultos"

▼▲ Mostrar/ocultar ronroneos

¿Y tú, lindo gatito, tienes algo que ronronear?

 
Ir arriba