'Gato': Una sociedad bien organizada (capítulo 5)


Maullado por el
Gato triste y azul


Capítulo V
Y digo bien organizada mansión porque aquel grupo de roedores se hallaba perfectamente constituido. En primer lugar he de decir que el ratoncillo que apresé era el gobernador de esa especie de república. Y el hecho de haberle perdonado la vida, al menos momentáneamente, me supuso el aprecio y la consideración no sólo de su familia, sino la de toda aquella sociedad.

Así como la bodega era un auténtico desastre, y el bodeguero y sus clientes andaban siempre metidos en trifulcas, golpeándose las piernas con todos los desarreglos, los cuales parecían no ver, y ensuciando y rompiendo cuanto tocaban, el mundo subterráneo y escondido de los ratones era armonioso, limpio y todo marchaba a las mil maravillas.

Aparte de la figura del gobernador, que ya ha quedado reseñada, entre aquellos pequeños seres de largos dientes podíamos encontrar secretarios, siempre cargados de legajos, y que se pasaban el día anotando cuanto les parecía de interés; transportistas, llevando de acá para allá un sinfín de objetos; cocineros, encargados del aderezo, condimento y presentación de una variada carta de menús suculentos; maestros que tutelaban el aprendizaje de los pequeños ratoncillos y maestros que cuidaban de educarlos para que no resultasen demasiado molestos en una comunidad tan laboriosa como aquella. También podíamos encontrar ratones albañiles, médicos, limpiadores, artistas… Y cada cual cumplía su cometido a la perfección, como si en lugar de un trabajo estuviera desarrollando una vocación.

Creedme si os digo que a la vista del comportamiento del ser humano - tan vulgar, soez y depravado- y del que manifestaban los refinados, pulcros y educados roedores, yo lamenté que la providencia y la costumbre de muchos siglos hubieran puesto a los de mi especie al servicio de los primeros, arrastrándonos a ser cazadores y verdugos de estos simpáticos personajillos.

Pero como los lamentos sólo sirven para los poetas, y yo andaba con el asunto de la supervivencia, me propuse cambiar de bando, en vista de lo cual, evité todo lo que pude el contacto con los seres agorilados de la taberna y frecuenté, cada vez con mayor frecuencia, la amistad y la compañía de los ratones.

Estoy leyendo el capítulo 5: Una sociedad bien organizada
Sigue leyendo el capítulo 6: Zamous, un ratón aventurero
Empieza desde el principio, capítulo 1: La voz de una estrella


Autor: Gato León, escrito para Gatos en casa. Todos los derechos reservados.
Fotografía: Denis Defreyne

Más relatos: 
Youtube de Gatos en casa:  
    Las ramas de olivo son un auténtico catnip mediterráneo, pruébalo con tu gato! Ellos adoran oler sus hojas, la planta entera les extasia. Saber más... Requetemiau, déjame tranquilo que no me seduce una galleta maría, que soy un gato, amiga mía-, se le queja el minino a la despistada de su amita. Saber más... Tras una árdua pelea, uno de los dos gatos se proclama vencedor. ¿cuál de los dos será el rey del árbol rascador? Hagan sus apuestas! Saber más... Es realmente difícil detener a un gato goloso, sobre todo frente a un plato de rica lata, mucho más sabrosa que el sano pero soso kd de hills. ¡qué malo es estar a dieta! Empieza metiendo la patita, y acaba con la boquita... Gato observa con resignación y carita que es un poema cómo una gata se zampa un langostino delante de sus narices!  Saber más... El primer gato de la casa que pisa la pasarela la considera suya o, mejor dicho, sólo suya, y vigila a los demás muy de cerca. En el vídeo, sigue a una siamesa, que finalmente comprende el recelo del gato y escapa tras olisquear un poco. Gatito da su primer paseo por la nueva pasarela que sus amitos le acaban de colgar en la pared. ¡Vaya cambio, mola caminar por las paredes! Saber más...  Gatito indeciso, se lame y relame mientras se piensa y repiensa si saltar o no a la nueva pasarela que sus amitos le acaban de colgar en la pared. ¿Tu qué opinas, finalmente saltará? Saber más...
    Miniatura
    El gatito cree que la crema de manos es un tubo de rica leche condensada, o nata, quizás... pero descubre que no es así... y sus caritas de curiosidad y extrañeza no tienen desperdicio...



 Otros vídeos recomendados:
- Gatito decide que perseguir rabos es más divertido que beber agua.
- Locas correrías en la cocina de un gatito que está descubriendo el mundo
- Gatito pardo no deja teclear a la blogger de www.gatosencasa.com

- Amor de gato: matrimonio de mininos se llenan de lametones
- A los gatos les gustan los crepes, sobre todo a los ladronzuelos...
- Gatita duerme la siesta hecha un ovillito sobre una bandeja 

- Gata azul ruso se revuelca como extasiada bajo el sol de mediodía
- Frenéticas y divertidas correrías de un gatito pardo en la cocina
- Gato se sube a la bicicleta estática del comedor con gracia y salero 

TEMAS RELACIONADOS:


5 ronroneos en el artículo: "'Gato': Una sociedad bien organizada (capítulo 5)"

▼▲ Mostrar/ocultar ronroneos

¿Y tú, lindo gatito, tienes algo que ronronear?

 
Ir arriba